Home

Don-Draper-Jon-Hamm

 Bien es sabido que, independiente de la situación, la primera impresión es fundamental en cuanto a qué percepción tenga una persona de nosotros. Puede que esto no siempre suene muy bonito, pero tenemos que aceptarlo: es una realidad, y todos -queramos o no- participamos en ella, ya sea como actores o como espectadores.

Nunca hay que dejarse llevar por prejuicios, o etiquetar a alguien basándonos en su aspecto, pero ciertamente, como una persona se presente ante nosotros será un factor determinante en cómo lleguemos a percibirlo o qué pensaremos después de él o ella. Pongámoslo así: eres el o la CEO de una importante empresa que está haciendo contrataciones. El día de las entrevistas ha llegado y a tu puerta llegan 2 personas: una vistiendo un buen traje, con una apariencia bien cuidada, y otra cuya vestimenta y apariencia correspondería más bien a una noche de sábado en el bar. Con honestidad, responde: ¿quién crees que proyecta la imagen más profesional?

Al vestir de manera adecuada, no solo estamos proyectando una buena imagen personal, también estamos proyectando la de nuestro negocio. Para que nuestra empresa o marca sea exitosa, tenemos que generar una buena imagen en todo aspecto, desde las instalaciones, hasta la forma en que viste nuestro equipo de trabajo. Hay que ser coherentes con lo que hacemos: si estás en una posición de liderazgo, tanto tus acciones como lo que vistes deben comunicarlo.

Así como en su momento mencioné que la sonrisa es una carta fuerte de nuestra presentación, también lo es la vestimenta que portes, ya que a través de ella también comunicas confianza, credibilidad, autoridad y poder.

Lo voy a poner más simple (e incluso crudo): cuando visitas a un cliente, el vestir adecuadamente comunica “me importan tanto usted, esta reunión y lo que hablemos en ella como para arreglarme de una manera presentable”. Es básicamente la misma razón por la que nos arreglamos para salir en una cita, o para eventos de alta importancia, pero aplicado a los negocios.

Este tipo de detalles, combinados con una buena actitud, responsabilidad y profesionalismo son los que nos abren muchas puertas y dan pauta para que lleguen nuevas oportunidades. Bien dice la frase “vístete para el trabajo que quieres y no para el que tienes”.

 

Alfonso Muñiz

Comunicación | ExplainToon

@arufunsu

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s