Home

voces que atrapan

Creo que papá me grabó por primera vez cantando CRI-CRI a mis 4 años de edad; tres años más tarde, descubrí un divertidísimo juguete llamado  grabadora y puse atención a mi voz grabada en un casete… ¡Qué diferente escuché mi voz hablada y grabada!

Conozco personas que creen escucharse de una manera y al grabarse o escucharse en una entrevista se sorprenden de su voz, que no es como ellos piensan que es. Una buena noticia es que la voz humana tiene más posibilidades de las que podemos imaginar.

Pues gracias a aquella inquietud (casi obsesión) por grabarme empecé a experimentar como se escucharía mi voz de tal o cual manera inventando e imitando personajes; y pareciera que en la adultez no dejamos de jugar pues seguimos re-inventando personajes de nosotros mismos al hablar y actuar en la vida; muchas veces con o sin intención y según lo que deseamos lograr… ¿Queremos impresionar? ¿Obtener ese puesto? ¿Acaparar la atención del público? ¿Conquistar a esa persona?… ¿Lo logramos?

Si bien es cierto que nuestra apariencia es un factor determinante para causar una buena impresión, nuestra voz, la manera de comunicarnos y nuestros ademanes también lo son.

Te invito a pensar en alguien a quien admiras, ¿puedes identificar qué es lo que te impacta de esa persona? Ahora dime… ¿Cómo es su voz? Si escuchas a esa persona sin verla ¿la reconocerías? 

El sonido tiene cualidades propias que distinguen la voz de cada persona:

Altura o tono: inflexión de la voz que vuelve el sonido más agudo o grave al momento de los movimientos de los músculos faríngeos y laríngeos.

Intensidad o volumen: grado de energía con que se emite el sonido. Depende de la amplitud de las vibraciones que son producidas por el aire exhalado.

Timbre: Modo característico del sonido, color de la voz (dependiendo de las cuerdas vocales verdaderas).

Los especialistas aseguran que la mayoría de a gente rechaza una voz áspera, alta, aguda o chillona,  a la vez que experimenta una gran satisfacción por una voz dulce, bien timbrada, media y suave, es decir, el justo medio: ni profundamente grave ni su opuesta, pero con modulaciones que la hagan más agradable al oído de los oyentes. El manejo adecuado de todos esos elementos, junto con la regulación del oído, permiten tener un mejor control de la altura, del volumen y de la calidad del sonido.

Ha llegado la hora de grabar tu voz declamando, cantando o ¿qué te parece ensayando tu próximo rocket pitch? Escucha tu voz de manera objetiva. ¿Cómo describirías tu tono, intensidad y timbre?

Julie Prieto

Locutora de Explaintoon

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s